miércoles, 13 de agosto de 2014

Raviolis de calabacín rellenos de setas al aroma de jengibre con mousse de guacamole y lima



Un plato fresco y rico en múltiples vitaminas! perfecto para celíacos, amantes de la "pasta rellena", de la comida un poco picante, y en general para los que se aventuren a probarlo!! ;) 



Ingredientes: (para 25 raviolis aprox.)



  • 1 calabacín
  • 1/2 limón

Para el relleno:


  • 10 champiñones (o setas variadas)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 ajo
  • 2 cucharaditas de ralladura de jengibre fresco
  • sal
  • pimienta
  • 1 cucharada de crema de soja

Para la mousse de guacamole y lima:


  • 1 aguacate
  • 1 ajo
  • 1 lima
  • 1 trocito de chile picante
  • 1 brick de crema de soja
  • 1 cucharadita de polvo para hacer nata batida
  • sal

Preparación:


Cortamos el calabacín a láminas muy finas, intentando que no se nos rompan. Podemos ayudarnos de una mandolina aunque yo lo hice a mano y con paciencia... ;). Colocamos las laminas sobre una bandeja con un poco de aceite y un chorrito de limón, y dejamos que se maceren ligeramente.

Para el relleno picamos la cebolla, el ajo y los champis bien pequeños y los salteamos en una paella con un poco de aceite. Añadimos el gengibre rallado, sal, pimienta, y dejamos que se tueste un poco.
Apartamos del fuego y mezclamos bien con una cucharada de crema de soja.

Seguidamente cogemos las rodajas mas gruesas de calabacín que nos servirán como base, procuramos que estén un poco untadas con aceite por la parte de dentro, y colocamos una cucharadita del relleno en el centro. Las rodajas mas finas nos irán perfecto para la parte de arriba, las cuales también un poco untadas de aceite, encajarán a modo de ravioli. Nos ayudamos con los dedos haciendo un poco de presión al rededor del relleno, para que quede bien compacto y no se desprenda el caparazón.

Para la mousse vamos a batir la crema de soja juntos al polvo hasta conseguir una textura esponjosa, aumentará el triple o más su volumen.
En un cazo a parte aplastaremos bien el aguacate con un tenedor, y le añadiremos el chile, sal, el zumo de una lima, el ajo picado fino. Con la ayuda de una espátula, iremos mezclando la nata montada con el guacamole, dando vueltas ligeramente, hasta que quede bien emulsionado.

  • Emplatar con cuidado y a disfrutar de unos raviolis deliciosos y sanos!!
Bon profit!!